11:42 - 26 °C

La legislación

Iniciar un negocio en Mónaco

Iniciar un negocio en Mónaco

El ejercicio de una actividad comercial, artesanal, industrial o de servicios está sujeta a la obtención de una autorización por parte del Gobierno Principesco. Esta es aprobada o rechazada en función de las garantías ofrecidas por el candidato y del interés que presente el proyecto para la economía monegasca. Para obtener una autorización y poder ejercer en el Principado, hay que hacer una solicitud y presentarla en la Dirección de la Expansión Económica.



Las formas jurídicas de explotación

De la empresa individual al G.I.E. (groupement d'intérêt économique, agrupamiento de interés económico), pasando por las asociaciones en participaciones o los grupos comerciales, se pueden realizar numerosas formas jurídicas. Dentro del capítulo de las sociedades comerciales, se encuentran las cuatro formas legales siguientes:

  • la S.N.C, société en nom collectif (sociedad a título colectivo)
  • la S.C.S, société en commandite simple (sociedad en comandita simple)
  • la S.C.A, société en commandite par actions (sociedad en comandita por acciones)
  • la S.A.M, société anonyme monégasque (sociedad anónima monegasca)
  • la S.A.R.L, société à responsabilité limitée

También es posible iniciar una actividad comercial en el Principado creando una oficina administrativa o una agencia. Las personas cuyo status personal se lo permita, pueden también utilizar el régimen de Trust.



Relaciones con el extranjero

En aplicación a la convención franco-monegasca, la reglamentación aduanera en Mónaco es la misma que la aplicada en Francia. La libertad de movimientos de capital es total. Aunque el territorio del Principado esté vinculado a Francia en lo que a la determinación del territorio aduanero de la Comunidad Economica Europea se refiere, Mónaco no es miembro de la CEE.



Exenciones particulares para la creacion de empresas y para la investigacion

Palais de Justice de Monaco

Para fomentar la creación de empresas y desarrollar las investigaciones científicas y técnicas, el Gobierno ha puesto en marcha unas disposiciones fiscales particulares. Las sociedades, cuyo capital no pertenezca directa o indirectamente en más del 50% a otras sociedades, están totalmente exentas del impuesto sobre beneficios durante los dos primeros años de ejercicio, y parcialmente durante los tres años siguientes. Para las actividades que fomenten la investigación científica y técnica se ha instaurado una desgravación fiscal específica, con la cual se puede conseguir una exencion de impuestos de 40 millones de francos.

Toda persona física o moral que desee contratar personal debe solicitar un permiso de trabajo e inscribir a sus empleados en la Caja de Compensación de Servicios Sociales (CCSS) y en la Caja Autónoma de Jubilación (CAR).
Esto da a los empleados derecho a las siguientes prestaciones:

  • asignaciones familiares por los hijos a cargo,
  • la mitad del salario,
  • a la devolución de una parte de los cargos médicos en caso de enfermedad y a una pensión en la jubilación

Actualmente, las tasas de cotizaciones sociales son las siguientes:

CCSS: 16% del salario bruto a cargo del empresario

CAR: 7,04% del salario bruto a cargo del empresario
  6,15% del salario bruto a cargo del empleado
Existe la posibilidad de obtener exenciones sobre los cargos patronales

Hay otros tipos de cotizaciones idénticas a las que se aplican en Francia, dirigidas a diversos organismos, como el seguro de desempleo, el régimen de previsión y de retiro complementario del personal de dirección o del resto del personal, asi como la acción social de las empresas.

La suma de estos cargos sociales pagados por las empresas alcanzan una media del 33% del salario.

Sign up to our newsletter